viernes, 19 de noviembre de 2010

Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario